Drive

Sobre la importancia del ritmo

Drive es una película americana producida por productoras no muy conocidas. Es por eso que se puede considerar independiente si hablamos del plano económico. Y si hablamos de la historia y la manera cómo está contada, también. Se podría categorizar en el genero de acción, solo por la historia y por su contenido violento. Pero sin embargo el tiempo con el que está contada no nos permite hacerlo de manera segura. La pelicula cuenta con un solido personaje conflictuado, que a lo largo de la historia va demostrando sus heridas, pero el director nos lo muestra utilizando los montajes internos de los planos. Cámaras estáticas con objetivos cortos para mostrar intimidad y connotar empatía, acciones carente de movimiento pero sentimentalmente sugerente. Así está contada la historia. Avanza, no de una manera tradicional en este genero, pero avanza usando los tópicos de las películas de acción.

De repente, la ultra-violencia al mejor estilo Oldboy, la naranja mecánica, asalta la pantalla y muestra cráneos reventados, muertes por patadas en la cara, escopetazos en la sien. Y el ritmo no cambia, si no que se acentúa. El montaje sigue con la misma métrica que venía, pero las imágenes salpican litros de sangre que rompen con la abulia del personaje. Y muestran lo mas animal de él. Nos encontramos aquí con una ambigüedad en el montaje. Quizá sea solo cultural el hecho que incomode un poco la falta agilidad en los cortes de las secuencias de acción.

La única escena que cae en la forma común de montaje es la de la persecución. Sin una escena como ésta no seria una película de acción. Y esta narrada de manera brillante. Es corta, pero utiliza la sucesión de planos justa sin que falte ni que haya ningún plano sin contar algo. El broche de oro es el vuelco del auto de atrás mientras lo vemos en cámara lenta desde dentro del otro auto con un personaje en primer plano. Despoja de importancia la escena en si, pero la hace mas bella. Una genialidad.

La ambigüedad

A medida que avanza la historia noté que algo de sugerente se veía en la película. Y esa sugerencia se encuentra siempre caracterizada en el personaje principal. Esta mostrado de modo sensual, rosando lo sexual, predominando en cada plano y equilibrando los mismos para que la estética de el no decaiga. Esta muy bien cuidado cada detalle de su vestimenta, siendo ésta la que también ayuda para mostrar sus dotes físicos.

Hay un plano en particular donde me dí cuenta de la ambigüedad de la que estoy hablando. El personaje principal tiene que robar un auto para hacer un trabajo. Se acerca a un Mustang negro, cuando lo empieza a rodear de atrás hacia adelante, la cámara cambia de posición y hace un plano medio de su entrepierna. Aprovecha la acción de que el saca un gancho hecho con un fleje para destrabar la puerta pero es evidente el sentido del mismo. Y la imagen. Constantemente está jugando con esto. Ya desde la estética utilizada para los afiches, la intención está marcada. Y ni hablar de la música que predomina en la primera parte del film. Esta rompe con lo que visualmente te muestra el director. Cuesta acostumbrase a esa disociación.

Los personajes

Lo que llama la atención de cada uno de los personajes que aparecen es la falta de información que muestran. Uno puede intuir el por qué de las acciones de cada uno. Pero en ningún momento se dice explicitamente el pasado de cada uno. Y eso también es algo que rompe con la linealidad de la historia. Pareciera que cada uno de ellos son por el simple hecho de ser en este pedazo de tiempo que cuenta Drive. No obstante, esta apresición dura solo al principio, cuando se entiende que lo que importa es el conflicto actual, deja de tener tanta importancia.

Las mujeres tienen un papel fundamental en todo esto. Hay solamente dos. Principales. La chica en cuestión, de la que se puede intuir que esta enamorado, es angelical, rubia, menuda, madre de un nene, trabajadora y femenina. Un estereotipo perfecto de madre actual o idónea. La segunda, si bien es muy femenina, se ralaciona con hombres de la mafia, la cual la hace grande, exuberante, grotesca, totalmente sexuada. Casi una prostituta. Estas dos maneras de retratar a las mujeres y la importancia en la historia también responden, en mi opinión, a la ambigüedad de la que hable anteriormente. Las otras mujeres que se presentan son directamente prostitutas que aparecen en escena desnudas o en fiestas con ropa muy provocativa.

El personaje de Ryan Gosling no dice nada. Su inexpresividad solo se rompe en momentos violentos -que aparecen sin previo aviso.  A lo largo del film se va infiriendo su pasado y el por que de su conducta actual con pequeños diálogos y acciones. Hay que estar atento y saber diferenciarlo de la historia en general.

Fin

Drive es una película que cuenta de manera diferente y rebuscada la historia trillada de la reinvención. De la superación de un hombre y del cambio de rumbo que necesitaba tomar. Del perdón y demás custiones que un verdadero héroe tiene. Clásica y nueva a la vez.

Técnica

Arri Alexa

Canon EOS 5D Mark II

Iconix HD-RH1

Weisscam HS-2

Intermedio digital 2k y pro-res 4:4:4

Positivado a 35 mm y D-cinema

2.35:1

100 minutos

Nicolas Winding Refn

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s